Botas de agua

En 1817, el duque de Wellington pidió a su zapatero Inglés que modificara el tipo de bota que llevaba (las botas Hessianas), acortando la parte delantera de esas botas de caña alta para que le cupieran los pantalones por fuera.

Años más tarde, en 1853, el industrial Hiram Hutchinson compró la patente y comenzó a impermeabilizar las botas, que se hicieron muy famosas y útiles en todos los ámbitos laborales.

Se ha pasado toda la noche lloviendo, pero hay que salir a hacer todas aquellas cosas que son imprescindibles, como ir a hacer la compra o llevar a los críos al cole.

Si has de salir a la calle, usa unas buenas botas de agua en lugar de tu calzado habitual y despreocúpate por si pisas algún charco… Sin querer.

FC St. Pauli – Botas de Goma, diseño de Calavera, Color Negro
SPYLOVEBUY Karlie Botas de Agua Goma Plano Botas Altas

Precio + envío: 87,28€ + 9,99€

Precio: 24,87€