100 calaveras gigantes en un museo

A finales del año 2017, el artista Ron Mueck, de origen Australiano, presentó su trabajo más ambicioso hasta la fecha, titulado Mass y compuesto por una colección de 100 cráneos humanos gigantes hechos a mano en fibra de vidrio y resina, los cuales están dotados de un gran realismo y cuidado por el detalle, pareciendo reales incluso teniendo en cuenta su gran tamaño.

Este trabajo, realizado para la Triennial International de la National Gallery of Victoria, en Melbourne (Australia), está compuesto por unos impresionantes cráneos, de aproximadamente 1,5 metros de altura, sumando un total de 5,5 toneladas. Cada una de las piezas tuvo que ser cuidadosamente transportada y colocada con la ayuda de una pequeña grúa.

Estos cráneos, estratégicamente colocados, a pesar de su aparente disposición caótica, llaman poderosamente la atención del público, que se encuentra con este inesperado espectáculo mientras se pasea por las galerías dedicadas al siglo XVIII, provocando un gran impacto visual y, probablemente, desconcertando al visitante despistado que se encuentra de pronto ante este panorama de calaveras, colocado entre las habituales obras del museo.

En las imágenes podemos apreciar la magnitud de esta fabulosa obra.

Cualquier museo del mundo es digno de ser visitado y, en todos y cada uno de ellos, hay siempre una o varias obras que llaman poderosamente nuestra atención. Pero es en casos como el que nos ocupa (cuando nos encontramos ante algo que va más allá de la simple exposición y nos permite, de algún modo, interactuar y sentir de una forma más plena las intenciones del artista), cuando realmente la experiencia de contemplar una obra de arte nos llena y nos satisface. Y si encima son calaveras gigantes… Mucho mejor.

Sígueme en: