Cordones para gafas

Cuando se generalizó el uso de las gafas y ante su uso en trabajos que requerían estar continuamente quitándoselas y volviéndoselas a colocar, se pensó que una forma cómoda para no estar dejándolas en cualquier parte, era colocarles un cordón o cadenilla, sujetas en los extremos de las patillas, por la parte posterior de la oreja.

El los tiempos en los que las gafas progresivas todavía no existían, el uso de estos cordones fue muy apropiado, facilitando la visión al cambio entre distancias cortas o largas, sin necesidad de quitárselas completamente, ya que gracias a este invento, sólo se tenían que dejar apoyadas sobre el pecho, siendo mucho más fácil recuperarlas sin correr el riesgo de perderlas.

Si necesitas ponerte y quitarte tus gafas continuamente, haciendo tu trabajo o desarrolando tu hobby, deberías sujetarlas con uno de estos cordones con calaveras y, simplemente, dejarlas colgando de tu cuello.

De cuero de los hombres y trenzado de cuero de la piel y HOWLITE
Dellenro Calaveras de piel ~ (III) para hombre negro cable soporte para gafas

Precio + envío: 10,34€ + 2,99€

Precio + envío: 10,23€ + 2,99€