Cortinas de baño

En las antiguas culturas Mesopotámicas y Egipcias, encontramos las primeras muestras de algo parecido a una ducha. Concretamente en Egipto y datado en el año 1350 antes de Cristo, se ha encontrado un cuenco agujereado en el que se cree que los sirvientes vaciaban agua sobre la cabeza de su señor.  En la antigua Grecia, en los baños públicos, se sabe que se utilizaban duchas comunales. Los Romanos en sus termas también imitaron estas duchas. Durante la Edad Media y gran parte de la Edad Moderna, la poca valoración que tuvieron los elementos de higiene corporal, hizo que prácticamente desaparecieran.

En el siglo XVIII, sobre todo entre las clases acomodadas, se potenció la higiene personal. El baño entre las clases altas se convirtió en una práctica habitual por limpieza o razones médicas (hidroterapia). En 1767, William Feetham diseñó el primer modelo de ducha mecánica.

A lo largo del siglo XIX, la ducha se fue generalizando. Alrededor del año 1810, apareció la ducha Regencia que alcanzó gran popularidad. A partir de mediados de siglo, se empezaron a conectar las duchas con el agua corriente. En 1872, Merry Delabost, médico de la prisión Bonne-Nouvelle de Ruan (Francia), instaló duchas colectivas en la prisión, con chorro individual, para mejorar la higiene de los presos. Poco después, el ejercito prusiano implantó la obligación de la ducha para sus soldados, mejorando así la higiene entre las tropas.

A inicios del siglo XX, las duchas empezaron a aparecer como un elemento normal en las viviendas. En la década de los 20, en los hogares Norteamericanos, ya era un elemento generalizado en los baños. A medida que va sucediéndose el siglo, la ducha se separa de la bañera, en la que había estado integrada. Aparecen las duchas teléfono y las mamparas. La ducha se convierte en este siglo en un elemento funcional, ganando la partida a la bañera, al ocupar menos espacio. Ante la bañera más hedonista y placentera, la ducha es la racionalidad de la higiene. En ambos casos, se populariza el uso de la cortina de baño, en los casos en que no se pueda instalar una mampara.

Date una ducha rápida o un largo y plácido baño. Sea como sea, estas cortinas son una bonita opción para cualquier baño que necesite una decoración tenebrosa y aterradora.

ABAKUHAUS Arte de Pixel Cortina de Baño, Calaveras con Huesos
ABAKUHAUS Cráneo del azúcar Cortina de Baño, Calaveras de azúcar Flores
ABAKUHAUS Cráneo del azúcar Cortina de Baño, Calavera Floral
ABAKUHAUS Calavera Cortina de Baño, Náutico Ancla con Rosas Victorianas
ABAKUHAUS Cráneo del azúcar Cortina de Baño, Calavera de Diamantes

Precio: 28,99€

Precio: 28,99€

Precio: 28,99€

Precio: 22,95€

Precio: 28,99€

AdaCrazy Patrón de Fondo de Calavera
kisy impermeable resistente al moho baño
Wild One Curtain Juego De Cortinas De Ducha Calavera
ABAKUHAUS Cráneo del azúcar Cortina de Baño

Precio: 17,74€

Precio + envío: 20,40€ + 2,99€

Precio: 25,39€

Precio: 28,99€