Fulares

Hace más de 3.000 años ya se utilizaba el foulard en Oriente Medio. Aunque el pañuelo haya adoptado un nombre tan Francés, bajo ninguna circunstancia se trata de un invento Galo. En la antigüedad, se elaboraba como el vino, pisando el algodón o el lino hasta crear una especie de tela tupida y pastosa que resultaba más sencilla de procesar.

De Oriente Medio y África, donde se llevaba por motivos religiosos y como talismán de protección respectivamente, pasó a Europa del Este. Desde allí, las Judías Ortodoxas y las Católicas popularizaron su uso entre las mujeres.

La denominación foulard se le da en Francia en el siglo XVIII. Allí, influidos por los excelentes tejidos de Lyon y los talleres de seda del norte de Italia, se hacen conocidos por ser piezas en seda de primera calidad, con bordados de gran belleza.

Para las mujeres, era un adorno y una señal de respeto y discreción cubrirse la cabeza con ellos. Los hombres, en cambio, los solían llevar al cuello para absorber el sudor o protegerse del frío. Fue de esta manera como un ejército de Croatas que estuvo al servicio del rey Luis XIII en Francia, puso de moda atar los foulards de seda de modo muy preciso al cuello, algo que los franceses llamaron cravat, por su origen y que más tarde dio lugar a la sempiterna corbata masculina.

Adorna tu cuello con una de estas bonitas prendas y atrae la atención de quienes se encuentren a tu alrededor en todo momento y lugar.

Diferénciate del resto de las chicas usando este cómodo complemento, elegante y distinguido, que te hará lucir fresca y distinta en cualquier situación.

styleBREAKER fular de tubo con calavera en apariencia desgastada vintage
Soul Cats® Loop bufanda Calaveras Skulls cráneo negro Pañuelo Toalla
styleBREAKER fular de tubo con motivo cosido de calaveras
styleBREAKER fular de tubo con motivo cosido de calaveras

Precio: 14,95€

Precio + envío: 8,99€ + 3,95€

Precio: 14,95€

Precio: 14,95€