Guantes de boxeo

El uso de protección de las manos en la lucha deportiva data al menos de la Antigua Grecia. En el siglo segundo, (San) Clemente de Alejandría reconoció al mitológico Amycus (hijo de Poseidón y rey de los Bébricos en Anatolia) como el inventor de los guantes de boxeo. Sin embargo, los guantes y el deporte en sí mismo, eran muy distintos al boxeo moderno.

En la Antigua Grecia, se acostumbraba a ligar tiras de cuero alrededor de las manos para su protección. En la era Romana, no obstante, este se convirtió en el Caestus que usaban los gladiadores, con el metal añadido a los guantes para infligir más daño. El empleo del Caestus se prohibió en el año 50 antes de Cristo, siendo también prohibido el boxeo durante el mandato de Arcadio en el año 393 después de Cristo.

El boxeo resurgió en Inglaterra en el siglo XVII. Muchos combates se hacían con los nudillos descubiertos y sin reglas establecidas (hasta las Reglas del Ring por Premio de Londres), si bien a veces se utilizaban los guantes, los cuales fueron establecidos con el reglamento del Marqués de Queensbury, publicado en 1867. A partir de entonces, la popularidad de los combates con los puños descubiertos se fue perdiendo, aunque todavía son dudosamente legales en algunos países.

El guante moderno probablemente debe su origen a Jack Broughton, quien creó una forma parecida a la de los guantes de boxeo actuales, en el siglo XIX.

Los guantes de boxeo presentan diferentes estilos y pesos y, generalmente, se usan acompañados de una venda protectora que envuelve las manos, la cual ayuda a proteger los puños de posibles fracturas óseas y de otras heridas. Los guantes de velocidad son de vinilo suave o manopla de cuero, especialmente diseñados para proteger las manos del atleta contra raspones y contusiones cuando el puño impacta contra el saco de entrenamiento. Los guantes de saco de boxeo se rellenan para proteger al deportista del duro impacto contra cualquier tipo se saco. Estos son los guantes más recomendados por los entrenadores, en especial para aquellos que no hacen sparring.

Finalmente, los guantes de sparring pueden ser de 14 a 20 onzas, mientras que los guantes de saco de entrenamiento, de amateurs y de profesionales, varían de 8 a 10 onzas. Durante la competición, los guantes se ajustan a la mano y se sujetan con una cinta antes del inicio del combate. Sin embargo, los guantes de entrenamiento generalmente emplean velcro en vez de cintas para que los atletas puedan ponérselos y quitárselos con más facilidad.

Si te gustan los deportes de contacto, en especial el boxeo, puedes limitarte a verlo por la tele o puedes dar un paso adelante y practicarlo.

Si decides empezar a practicar, vas a necesitar algún equipamiento, así que ponte las pilas y echa un vistazo a los guantes que aquí tenemos, por supuesto, con calaveras.

LLYY® Guantes de Boxeo, Calavera Fight Gloves para Entrenamiento
LLYY® Guantes de Boxeo, Fight Gloves para Entrenamiento Sparring
Twins FBGVL3 – Guantes de Boxeo, diseño de Calavera, Color Rosa

Precio: 38,51€

Precio: 35,79€

Precio: 149,00€