Jarras

Uno de los prototipos más antiguos es la Enócoe, jarra para servir el vino con un asa vertical y largo pico vertedor, cuyo diseño puede hallarse heredado de muy diferentes culturas. En el Mediterráneo, este modelo aparece desde el Minoico Medio en Creta (de año 2000 al 1600 antes de Cristo) y hasta finales del bronce del Egeo (siglo XIII antes de Cristo). Los alfares de Atenas la producen desde el Protogeométrico (del año 1050 al 900 antes de Cristo).

Siguiendo el prototipo Enócoe, la cerámica Ibérica ha dejado abundante material arqueológico de jarras de boca trilobulada con asa vertical y cuello destacado, cuyo diseño se repetirá en la cerámica común Romana y que ha llegado hasta el siglo XX, con más de cuatro mil años de antigüedad.

Otro modelo de jarra con asa vertical es la Olpe, producida en Corinto y Atenas (siglos VI y V antes de Cristo), imitando los jarros de bronce Rodios de los siglos VIII y VII antes de Cristo. A diferencia de la Enócoe, el Olpe es un vaso cuyo mayor diámetro o ensanchamiento se ha desplazado a la mitad inferior del recipiente (de panza caída), que presenta boca circular y muy abierta (exvasada), por lo que no necesita estar trilobulada (con picos de vertido).

Mayores diferencias muestra la jarra del tipo Lágino, con su cuello alto y muy estrecho con pequeña boca circular, sobre un cuerpo ancho y bajo con asa alta vertical. Fue vaso y unidad de medida que, hacia la mitad del siglo IV antes de Cristo, sustituiría la Enócoe. El Lágino se convirtió así en el tipo de jarra de vino más frecuente en las mesas de Griegos y Romanos.

En Europa, culturas asociadas a la cerveza, como la de los países de la órbita Británica y de los imperios Germánico y Austrohúngaro, han desarrollado modelos clásicos de jarra de cerámica de un solo asa y volúmenes variables, llegando hasta un litro.

En el modelo Centroeuropeo Germánico, un determinado tipo de jarra dispone de una tapa metálica de bisagra para conservar la temperatura de la cerveza. Aparece con frecuencia en los bodegones y la pintura de género Holandesa de los siglos XVII y XVIII. Pueden verse ejemplos en las escenas de taberna pintadas por Adriaen e Isaak van Ostade, Jan Steen, Adriaen Brouwer y Teniers, así como en algunos cuadros galantes de Gerard ter Borch.

En Inglaterra, la jarra Toby constituye un caso particular entre las jarras de cerveza. Representa a un hombre sentado que sujeta una jarra en una mano y una pipa en la otra y va vestido con indumentaria del siglo XVIII (un abrigo largo y un tricornio). El tricornio forma un canal para verter la cerveza, generalmente con una tapa móvil. La jarra Toby original fue desarrollada por ceramistas de Staffordshire como Ralph Wood (el Joven) en los años 1760.​ Se ha supuesto que su popularidad provocó un desarrollo similar en las jarras de Delft (en Holanda) y luego en otros países.

Tómate esa cerveza helada en la calavera de tu enemigo… Bueno, será suficiente que te la tomes en una jarra de calavera, al estilo Vikingo.

Relájate, prepara algo para picar, saca ésa jarra del congelador, llénala con deliciosa cerveza, siéntate en tu sofá preferido y pásate la tarde gozando de la vida, el universo y todo lo demás.

Jarra ”Don Juan begone” – Taza calavera cráneo
mtb more energy Jarra Smiling Skully
mtb more energy Jarra Skull & Bones
Calavera Pit (Jarra de Cereza)
PUCKATOR – Jarra de Cerveza, diseño de Calavera

Precio: 20,97€

Precio: 20,99€

Precio: 19,99€

Precio: 15,99€

Precio: 14,12€

NUTRIUPS Taza de Cerveza de Calavera
Puckator  SK247 Jarra de decoración Resina
Nemesis Now Devoured Tankard
Nemesis Now – Jarra de Vapor
Jarra de cerveza, Taza, cáliz Calavera

Precio: 18,99€

Precio: 18,71€

Precio: 26,28€

Precio: 17,97€

Precio: 14,99€