Papeles pintados

La idea del papel pintado nació en la antigua China alrededor del año 200 antes de Cristo donde, tras el invento del papel, comenzaron a pegar papel de arroz en las paredes, aunque no fue hasta el año 105 después de Cristo cuando un oficial de la corte China, Ts’ai Lun, inventó la fabricación de papel a partir de restos de tela, lo que fue el comienzo del papel pintado que conocemos.

Más tarde, en el siglo 8 después de Cristo, los Árabes se hicieron con el conocimiento de la fabricación de papel pintado gracias a varios prisioneros Chinos que tenían bajo su poder.

Los Árabes no solo introdujeron el papel pintado en Oriente Medio, sino que en el siglo X mejoraron la formula de los Chinos, sustituyendo las fibras de lino por las de bambú y madera, creando láminas de papel más finas y de mayor calidad.

En el siglo XII, el papel pintado llegó a Europa y comenzó a extenderse rápidamente, siendo usado para representar imágenes religiosas en las paredes. Uno de los papeles pintados mas antiguos que se conocen data del año 1418 y es la representación de una virgen, registrada en la biblioteca real de Bruselas y es conocida como La vierge de 1418 (La virgen de 1418).

Alrededor del año 1500, en Ingaterra y Francia, se inició la moda del papel pintado. La muestra más antigua que todavía se conserva es un fragmento del año 1509, impreso en el reverso de la proclamación de Londres de Enrique VIII de Inglaterra, la cual fue encontrada en la universidad Christ’s College de Cambridge.

El papel pintado hizo furor en la corte de Inglaterra. La aristocracia Inglesa compraba el papel pintado en Francia, concretamente de Flanders y Arras, pero tras la excomunión de Enrique VIII y su separación de la iglesia católica, el comercio Inglés cayó en picado. Sumado a la falta de fabricantes Ingleses, el papel pintado se dejó de utilizar. El papel pintado no volvería a ser popular hasta la restauración de Carlos II.

Con la revolución industrial comenzaron a aparecer grandes fabricantes de papel pintado. En 1748, el embajador Británico de París decoró su casa con un papel pintado flocado, instaurando automáticamente la moda de los papeles pintados flocados.

El papel pintado a mano proviniente de China comenzo a venderse. Era un papel de lujo y extremadamente caro, pudiéndose encontrar todavía ejemplos de ellos en las paredes de palacios y mansiones, entre los que se incluyen el Palacio de Nymphenburg, el Palacio de Łazienki, la casa ChatsWorth, el templo de Newsam, las casas Lissan y Erddig.

Durante el siglo XIX, la moda del papel pintado se extendió hacia América , dando comienzo el estilo Colonial y Neoclásico, dejándonos la pieza más grande de papel pintado que se conserva (Sauvages de la Mer Pacifique). Con unas medidas de 3.20 metros de alto y 10 metros de ancho, este panel de papel pintado está inspirado en los viajes del capitán Cook y fue creado por el francés Jean-Gabriel Charvet en 1804.

Durante el sigo XX, el papel pintado se estableció como un artículo más en la decoración doméstica, dejando de ser una opción a la que solo pueden optar la aristocracía y gente de gran poder adquisitivo, convirtiéndose así en un producto accesible para el público general.

Decora las paredes de tu hogar con estos bonitos murales y deja con la boca abierta a amigos y familiares cuando vayan de visita.

Tienes disponibles muchos diseños distintos donde elegir el que más te guste o el que más se acomode a la decoración de la estancia que desees personalizar.

No Tejida 3D Foto Gigante Del Carteles Murales
Fotomurales 3D Papel Pintado, Calavera
SFALHX papel pintado Mural de pared Calavera
No Tejida 3D Foto Gigante Del Carteles Murales
Mural no tejido 3D de personaje de calavera

Precio + envío: 52,68€ + 4,97€

Precio + envío: 33,99€ + 5,99€

Precio + envío: 177,66€ + 3,62€

Precio + envío: 76,55€ + 4,97€

Precio + envío: 109,88€ + 14,89€