Peines

El primer uso del peine se remonta a 5000 años atrás. De hecho, los arqueólogos han encontrado las versiones primitivas del peine a través de la historia. Ya en el año 5500 antes de Cristo, los antiguos egipcios tallaban peines entre algunas de las culturas emergentes.

El peine surgió en la prehistoria, seguramente para desparasitar el pelo, una función que se ha mantenido a lo largo de los siglos y que comparte con la de ordenar el cabello.

En un principio, los peines eran de huesos, espinas de pescado, cuerno o marfil. Uno de 10.000 años de antigüedad, hallado en una excavación en el Norte de Europa, posee una forma que nos recuerda a una mano, lo que nos sugiere que este fue también nuestro primer peine.

Los peines más antiguos se han encontrado en tumbas Egipcias, revistiendo formas parecidas a las actuales y con el doble destino de servir para el aseo de la cabeza y para el adorno del cabello. Los de esta segunda clase no se han hallado realmente, sino en figuras pintadas. Los de aseo constan en realidad y son de madera, no solo de la civilización Egipcia, sino aún de la prehistórica Europea a partir de la primera edad de los metales.

Los peines de carey y de marfil eran de alta moda, pero la preocupación por los derechos de los animales los desplazó predominantemente a peines de madera y plásticos. Todos tienen dientes, pero el tamaño y espacio entre ellos varía. Además, los peines pueden tener pequeñas asas llamadas Colas de rata, utilizados para dividir el cabello.

Más ancho o más estrecho, más largo o más corto, el peine sigue siendo semejante a los primeros que fabricó el hombre, aunque se hayan abandonado los metales preciosos en favor de los materiales plásticos, más livianos y económicos.

Los antiguos Egipcios inventaron un peine doble. Por un lado, tenía las púas separadas para desenredar y peinar el pelo, y por otro lado las llevaba muy juntas, para arrastrar insectos y bichos que habitaban en el cabello. En China y Japón, los peines tradicionales solían ser de madera de boj, en el levante español se conservan algunos de marfil de hace 25 siglos.

Las púas de los peines se tallaron a mano hasta el año 1976, cuando William Bundy desarrolló una máquina con varias sierras paralelas para cortar y hacer los peines. En el año 1862, el químico Alexander Parkes recibió una medalla de bronce en la Exposición Internacional de Londres, por presentar unos peines fabricados con plástico artificial.

Tanto si te peinas en tu casa como si arreglas tu peinado en la oficina, lo que vas a necesitar es un peine y, como es bien sabido, ha de tener alguna calavera, para que no sólo des forma a tu cabello sino que, además, lo hagas de una forma exageradamente sensual.

Nrpfell CráNeo Negro Peine de Barba
‘Rum ble59 – 3d peine Calavera – Bad To The Bone
Artibetter Peine de Mariposa Patrón de Calavera

Precio: 6,20€

Precio: 14,95€

Precio: 14,09€