Posavasos

El origen de los posavasos, tal como los conocemos a día de hoy, se remonta a mediados/finales del siglo XIX, en Alemania. Sustituyeron a los platillos de cerámica o estaño que se venían usando hasta la época en bares y que, entre otras funciones, se apilaban en las mesas para poder contabilizar el número de cervezas que cada cliente había consumido. Aunque el concepto original del posavasos era diferente al que hoy en día conocemos, ya que se ponía encima de la jarra y no debajo, con la finalidad de proteger la cerveza de insectos, hojas y demás suciedad que pudiera haber en las terrazas de los bares. También era típico taparlas para demorar la oxidación de la misma.

Los primeros posavasos estaban hechos de fieltro, aunque no pasaría mucho tiempo hasta darse cuenta de que era un pésimo material para tal menester, debido a su alta absorbencia, su escasa capacidad para el secado y su uso continuado, provocando en ellos malos olores y siendo el lugar perfecto para la proliferación de gérmenes y bacterias.

No fue hasta el año 1867 cuando dos avispados hermanos apellidados Henschel inventaron el primer posavasos de cartón en Luckewald (Alemania). Años después, en 1892, la empresa Faivre y Cie patentó un posavasos fabricado con un material de esponja, mucho más absorbente. La guerra por intentar encontrar el mejor material de tan popular complemento cervecero estaba servida.

Fue en ese mismo año cuando Robert Sputh patentó un posavasos fabricado con pasta de madera prensada. Este material supuso una gran revolución en comparación a todos sus competidores, ya que tenía la propiedad de ser impreso. Aunque el primer posavasos impreso fue de cartón y consta de 1880, obra de la empresa alemana llamada Friedrich Horn, no fue hasta el 1900 cuando se tiene constancia del primer posavasos impreso en pasta de madera prensada.

En las primeras dos décadas del siglo XX era habitual la impresión de posavasos únicamente a un color y con el nombre de la imprenta como único elemento. En el año 1920, aproximadamente, cuando la ya extinta cervecera londinense Watney, Combe and Reid vio una oportunidad única en promocionar sus cervezas a través de estas pequeñas piezas, elaborando un diseño a partir de las etiquetas de dos de sus cervezas embotelladas (Pale Ale de Watney y Stout de Reid).

Rápidamente, otras cerveceras inglesas de la época como Tennants, Mitchells & Butlers y Worthington, tomaron buena nota y siguieron los pasos de su competidor. En Estados Unidos comenzaron a utilizarse también a principios del siglo XX, aunque con la llegada de la ley seca (del año 1920 al 1933) perdieron popularidad y no volvieron a despegar hasta la década de 1970.

Sin duda, una de las mayores revoluciones dentro del sector llegó en la década de 1960 de la mano de la conocida Fourdrinier, una máquina capaz de producir rollos de pasta de madera prensada, que junto a la popularización del sistema de impresión offset en la década de 1970, produjo un crecimiento exponencial en la fabricación y distribución de posavasos en todo el mundo.

De buena calidad y muy decorativos, te ayudarán a crear un ambiente apropiado en esa cita o en esa fiesta en grupo, pero también quedarán muy bien en la mesa de tu bar o restaurante.

OUYouDeFangA – Posavasos con diseño de calavera
OUYouDeFangA – Posavasos con diseño de calavera
 
BJAMAJ – Posavasos redondos de piel sintética
OUYouDeFangA – Juego de posavasos redondos
BJAMAJ – Posavasos Redondos de Piel sintética

Precio + envío: 14,80€ + 3,99€

Precio + envío: 14,80€ + 3,99€

Precio + envío: 12,21€ + 6,99€

Precio + envío: 14,80€ + 3,99€

Precio + envío: 12,21€ + 6,99€

Juego de 4 posavasos con diseño de calavera
Destination Vinyl ltd 8442 – Posavasos
Addies – Posavasos (6 piezas) Juego de calavera
Juego de 6 posavasos con diseño de calavera
ExtraPapeterie Cerveza Tapa, Posavasos

Precio + envío: 11,04€ + 1,00€

Precio + envío: 6,62€ + 1,00€

Precio: 10,95€

Precio: 16,48€

Precio: 28,94€