Puzles

Hasta 1820, los puzles se consideraron una herramienta educativa, pero a partir de ese año comenzaron a venderse como entretenimiento para adultos con el nombre de What Am I? (¿Qué Soy?). Construidos en un material más ligero que la madera original, aunque seguía siendo madera. Este material precisamente y el corte de las piezas a mano convertían el puzle en un pasatiempo solo apto para las clases altas. En esos primeros puzles para adultos no venía ninguna imagen de referencia, sino que se montaba el puzle y hasta que no se terminaba no se sabía cual era la imagen que realmente contenía.

A principios del siglo XX, los puzles eran una forma muy extendida de ocio en Estados Unidos y Europa. Ya entonces, se comenzaron a cortar las piezas tal y como las conocemos ahora y se comenzó a utilizar el cartón para que pudieran disfrutar de esta forma de ocio las clases menos pudientes de la sociedad. Fue la auténtica edad dorada de los puzles.

Tras la Segunda Guerra Mundial, las técnicas de teñido y litografía del cartón de los puzles dieron como resultado que se incluyera como temática las obras de arte. El puzzle más difícil de aquella época era el de la obra Convergencia del pintor Jackson Pollock.

Si tu afición es la de montar puzles, aquí tienes unos cuantos con calaveras, para que pases horas de diversión encajando todas las piezas y disfrutes con el resultado final, el cual podrás enmarcar y colgar en la pared como un cuadro.

EuroGraphics- Traditional Mexican Skulls 1000-Piece
Ravensburger Ravensburger-19686 Puzzle
Educa Borras – Genuine Puzzles, Puzzle 500 piezas

Precio: 19,13€

Precio + envío: 14,90€ + 2,99€

Precio: 10,51€