Termos

El frasco de vacío fue diseñado e inventado en 1892 por el científico Escocés sir James Dewar, como resultado de su investigación en el campo de la criogenia. También es denominado, en ocasiones, frasco de Dewar, en honor a su inventor.

Mientras realizaba experimentos para determinar el calor específico del Paladio, Dewar formó una cámara de latón que encerró dentro de otra cámara para mantenerlo a la temperatura deseada.​ Evacuó el aire entre ambas cámaras y creó así un vacío parcial para mantener la temperatura del contenido estable. Al necesitar ese envase aislado, Dewar creó el frasco de vacío, el cual se convirtió en una herramienta significativa para experimentos químicos y también en un elemento común de las casas. El frasco se desarrolló más tarde utilizando nuevos materiales como el cristal y el aluminio. Sin embargo, Dewar se negó a patentar su invención.

Antes de la invención de Dewar, el químico y médico Alemán Adolf Ferdinand Weinhold inventó su propia versión del frasco de vacío, en 1881.

El diseño de Dewar se transformó rápidamente en un artículo comercial en el año 1904, cuando dos sopladores de vidrio Alemanes (uno de ellos Reinhold Burger) descubrieron que podría utilizarse para mantener calientes o frías, según su temperatura inicial.​ El diseño del frasco de Dewar nunca se patentó, pero los Alemanes que descubrieron su uso comercial renombraron el producto y lo llamaron Thermos (que significa calor en Griego), reclamando los derechos sobre el producto comercial y la marca registrada.

La fabricación y el funcionamiento de la botella Thermos fueron mejorados y refinados perceptiblemente por el inventor y comerciante Vienés Gustav R. Paalen, quien diseñó diversos tipos para el uso doméstico, los cuales patentó y distribuyó ampliamente a través de Thermos Bottle Companies, también en los Estados Unidos y en Canadá.

El nombre se convirtió más tarde en una marca vulgarizada, después de que el término Thermos se convirtió en el nombre familiar de un recipiente de este tipo para líquidos.​ El frasco de vacío pasó a ser utilizado para muchos tipos diferentes de experimentos científicos. El comercial Thermos se transformó en un producto de consumo común.

Finalmente, otros fabricantes produjeron productos similares para el uso de los consumidores. Thermos sigue siendo una marca registrada en algunos países, pero fue declarada una marca vulgarizada en los Estados Unidos en 1963 ya que, coloquialmente, es sinónimo de frascos de vacío en general. Sin embargo, hay otros frascos de vacío.

Existe en la actualidad un variado número de instrumentos que permiten determinar los parámetros cambiantes asociados a la temperatura, y son las llamadas termobalanzas.

Lleva la bebida de tu elección allá donde vayas y mantenla a su temperatura adecuada con estos termos tan chulos.

Mantén caliente tu té o tu café si ha salido hoy un día especialmente fresco o, por el contrario, mantén frío tu refresco si hace un calor de justicia.

XiangHeFu Botella de Agua Deportiva de 17 oz con Forma de Calavera
ALINLO – Botella de agua de acero inoxidable con diseño retro de calavera
Tikismoile – Termo de acero inoxidable con diseño de calavera
BIGJOKE – Botella de agua para Halloween con calavera de azúcar tribal
ALINLO Mexico – Botella de agua de acero inoxidable con diseño de calavera

Precio + envío: 19,99€ + 5,99€

Precio + envío: 23,39€ + 1,90€

Precio: 24,15€

Precio + envío: 22,08€ + 2,00€

Precio + envío: 23,39€ + 1,90€